“Hay Otra Forma” es una campaña lanzada en el año 2022 por la DDNA (Defensoría de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes) cuyo objetivo es poner en debate las formas violentas de crianza que perduran hasta el día de hoy. Además, brinda herramientas a los adultos para una crianza saludable y respetada.

¿Conocés estas frases?

Recomendaciones para una mejor crianza

¿Cómo ser agentes
de cambio activos?

Algunas recomendaciones para implementar en el día a día con la niña, niño y adolescente

Les traemos algunas sugerencias y consejos para la crianza sin violencias. Este material está pensado para vos y tu familia. Compartilo con el resto de tus conocidos y amigos porque… ¡#HayOtraForma!

Promové conductas de afecto y amorosas

¿Cómo? A través de la escucha y el respeto sobre todo.
En general solemos descuidar y estar poco atentos a conductas de atención hacia  niñas, niños y adolescentes, tener conversaciones sobre su día a día, prepararles alguna comida que les guste, compartir una película juntos, etc.

Potenciá las capacidades

De cada chica y chico en su subjetividad. Escuchá a la niña, niño o adolescente acerca de cuáles son sus gustos y preferencias. Promové el desarrollo de sus intereses. Festejá y acompañá sus logros.

Permití libertad de expresión

(emocional, artística, etc).

Ser cuidadosos con reprimir o limitar por ejemplo algunos temas o charlas que niñas, niños y adolescentes deseen tener, aceptar que pueden tener pensamientos e ideas que no compartimos, pero debemos respetar por sus maneras de sentir y pensar que estan compartiendo con nosotros.

Establecé límites

A través de normas claras, no excesivas, habladas y explicadas, para que sea más fácil considerar el cumplimiento de las mismas, o el manejo de su incumplimiento.

Propiciá un ambiente de comunicación

entre cuidadores, y entre cuidadores y niñas/os.

La comunicación verbal y no verbal debe tener algunas características para que sea efectiva: tener claridad, sin ocultar mensajes y que estos sean adaptados a la edad y a las situaciones de la niña o niño que compartan ese espacio, sobre todas las cosas debe mantener una línea de respeto, entendiendo que los tiempos y formas de expresión son diferentes para todos.

Respetá sus tiempos, necesidades e ideas

Recordá que es otra persona, y que tiene características distintas, y se encuentra haciendo un proceso de crecimiento y búsqueda de identidad.

Cambiemos la perspectiva

Te invitamos a leer de manera reflexiva el contrapunto de estas frases que tanto hemos escuchado y usado a lo largo de nuestra vida.

A mí me criaron así y no me fue tan mal

A través de este enunciado se busca justificar conductas de crianza poco saludables y obsoletas a los tiempos actuales.

A través de este enunciado se busca justificar conductas de crianza poco saludables y obsoletas a los tiempos actuales. Los adultos/cuidadores debemos darnos la posibilidad de revisar nuestras conductas con el objetivo de mejorar nuestras funciones de crianza y no dar por supuesto que nuestras prácticas son las más convenientes.

Un chirlo a tiempo y se termina el problema

De ninguna manera deberíamos recurrir a ningún tipo de violencia para solucionar problemas.

El Código Civil y Comercial prohíbe los castigos corporales en cualquiera de sus formas, los malos tratos y cualquier hecho que menoscabe física o psíquicamente a niñas, niños y adolescentes.

Considerar el recurso de la violencia física como puesta de límites, además de ser una actitud nociva en el vínculo y de abuso de autoridad frente a NNyA, nunca garantiza el proceso de reflexión que se busca lograr, que es la comprensión e internalización del aprendizaje que pretendemos comunicar.

Es por tu propio bien

Desde una mirada adultocéntrica sancionamos lo que es “mejor” para NNyA, y esto no es siempre así.

La violencia se aprende y se reproduce, las NNyA naturalizan ese modo de interrelación.

Además de tener un mensaje adultocéntrico, en donde el adulto asume la posición de saber cual es el deseo de niños y niñas, se limita toda capacidad de discernimiento y reflexión acerca del ejercicio de su libertad y la vivencia de su accionar.

Parece que tengo que gritar para que me hagas caso

Gritar es una forma de violencia, no deberíamos recurrir al grito para educar a NNyA.

Legalmente debe respetarse la capacidad progresiva de las NNyA, su derecho a ser oído y que su opinión sea tenida en cuenta.

Hay una distorsión en general en donde se considera que “gritar” estaría dentro de las formas de límites más aceptables y hasta naturalizadas.
En este sentido se usa como recurso y se comprueba (por el terror que provoca) que gritar hace que un niño haga caso.

Toda la vida ha sido así

El hecho de que “toda la vida haya sido así” no debería justificar ni legitimar ningún tipo de violencia hacia niñas y niños.

Hay otra forma a la que conocemos, a la que “toda la vida ha sido”,
a la aprendida por los adultos.

Las conductas violentas deben deconstruirse y no perpetuarse y sostenerse socialmente bajo pretexto de ser hábitos adquiridos y heredados.

¿Quiénes somos?

Somos la primera Defensoría especializada en niñez y adolescencia de la República Argentina, creada el 7 de junio de 2007. Somos un organismo estatal, autónomo y autárquico de Derechos Humanos que garantiza y exige que se respeten y se cumplan los derechos de niñas, niños y adolescentes.

Datos de contacto

Dámaso Larrañaga 94
B° Nueva Córdoba
Córdoba República Argentina
+54 351 428 8888
consulta.defensoría@cba.gov.ar

4 + 8 =